Posteado por: MagiBlack | octubre 11, 2008

Niños Superdotados

Superdotado es aquella persona cuya puntuación (C.I) es superior a 130 en pruebas de rendimiento de la inteligencia. Dicho diagnóstico debe ser determinado por un profesional calificado y con experiencia en la materia, realizando una valoración psicológica de la inteligencia del individuo.

Son niños que perciben las relaciones íntimas entre las cosas, reúnen y combinan sabiamente los materiales, inventan, crean o descubren, anticipándose a su tiempo y promoviendo un nuevo punto de vista que supere los ya establecidos. Se elevan sobre el nivel medio intelectual incluso superando al que es talentoso.

Se han establecido distintas clases de sobredotación, según las cualidades que estén más desarrolladas estas mentes. Hay quienes tienen una extraordinaria inteligencia lingüística. Otros poseen inteligencia musical y otros más inteligencia lógico-matemática, espacial, corporal-kinestésica (propia de los atletas), intrapersonal (alta autoestima) e interpersonal (capacidad de liderazgo).

Es importante distinguir al niño superdotado que tiene “talento académico” que es el que saca buenas notas y destaca por su rendimiento en clase.

 

Características

  • Aprenden muy rápido y tienen una excelente memoria para lo que les interesa.
  • Son niños altamente sensibles, muestran creatividad e intuición (aunque es de notar que la creatividad no necesariamente va unida a la superdotación intelectual).
  • Suelen empezar a caminar, leer, sumar y restar muy pronto y con poca o ninguna ayuda. Les gusta consultar libros de referencia, como diccionarios y enciclopedias.
  • Son observadores, curiosos, investigativos. Hacen preguntas constantemente.
  • Tienen muchos intereses muy variados, o uno o dos a los que dedican la mayor parte de su tiempo.
  • Son muy independientes.
  • Quieren saber el porqué de las situaciones, especialmente de las no deseadas
  • Tienen excesiva cantidad de energía
  • Muestran pérdida de atención y se aburren fácilmente
  • Resistencia a la autoridad si no es democrática, pueden ser muy desobedientes.
  • Son a menudo emocionalmente inestables
  • Pueden sobresalir en una o más asignaturas, y generalmente rinden muy bien en la escuela si están debidamente motivados.
  • Otras investigaciones revelan que muchos de los niños superdotados, pueden ser introvertidos o tener una enorme capacidad de liderazgo.

Conviene tener en cuenta que no todos los niños superdotados muestran todas las características que normalmente se les atribuyen.

 

Tu hijo es superdotado ¿Qué hacer?

Una vez que los padres han comprobado que su hijo es superdotado, tienen que entender que es un niño como cualquier otro pero con unas necesidades educativas diferentes, las cuales hay que atender de una forma adecuada. Así que los padres no deben volverse locos buscándole decenas de maestros y actividades extracurriculares para que rinda de acuerdo con su potencial; y mucho menos desmotivarlo.

* Motiven a su hijo (no obligar) a aprender, dándole el material conforme lo vaya pidiendo y siempre respetando sus gustos (y sus posibilidades económicas).

* Es importante hacer notar que no todos los niños superdotados necesitan ayuda. Muchos de ellos se encuentran bien adaptados a su entorno y no hace falta que se les dé un tratamiento especial.

* Es muy conveniente que los niños superdotados tengan contacto regularmente con otros de sus mismas características, así que dense a la tarea de buscar dentro de su entorno, si existe algún centro o asociación a donde puedan acudir. A menudo estas asociaciones imparten también clases de enriquecimiento.

¿Qué pasa si no estimulo a mi hijo?

Cuando un niño superdotado no está recibiendo una estimulación conveniente, pueden aparecer problemas de comportamiento como respuesta a la frustración que está experimentando. Estos problemas pueden ser de dos tipos:

- Agresiva: El niño da muestras de violencia, tanto verbal como física, presenta una fuerte rebeldía, se niega sistemáticamente a seguir algún tipo de reglas, etc.

-Pasiva: Vive en un mundo de fantasía, evita el contacto con la gente, no se defiende si alguien le insulta o le pega.

Generalmente lo que ocurre en la mayoría de los casos, es que el niño empieza a sentirse diferente muy pronto. En la escuela por ejemplo, sus intereses suelen ser distintos a los de sus compañeros, así que se aburre y se siente frustrado, por lo que tiende a revelarse, transformarse en un chico problema, castigado constantemente.

Si no encuentra actividades desafiantes en la escuela, frecuentemente pueden terminar con habilidades de estudio pobres o inexistentes. Cuando un niño siente que sus necesidades no se satisfacen en la clase, cuando no obtiene la atención que necesita, tiende a bajar su rendimiento, a interrumpir la clase, a molestar a sus compañeros, a desafiar los conocimientos de la maestra e incluso a fracasar en sus tareas y exámenes.

En estos casos se debe hablar con el maestro responsable del niño, si persisten las conductas agresivas o pasivas, buscar la ayuda de un psicólogo o si fuese necesario contemplar el cambio de escuela.

Desarrollarse y crecer en un ambiente en el que el niño se siente incomprendido es complicado, y por ello el apoyo emocional, el cariño y la estabilidad que le ofrezcan los adultos que le rodean es fundamental. Si se le proporciona alguna clase de actividad de enriquecimiento al niño, los problemas tienden a desaparecer por sí solos.

 

 

Consejos para los padres de un niño superdotado

– No se dejen llevar por las primeras conclusiones y comprueben que su hijo es superdotado: Tómense el tiempo para pensar y observar en cualquier situación a su hijo. A menudo se confunde el término superdotado con el talento o la precocidad. Busquen a un profesional que le haga un test de inteligencia. Existen diferentes pruebas psicométricas para determinar el coeficiente intelectual de acuerdo a la edad del niño.

– Tomen conciencia: Es muy importante que sepan que la deslumbrante inteligencia, puede acarrear una serie de inconvenientes emocionales, sociales y escolares, de ahí la importancia de apoyarse con gente conocedora en el tema.

– Bríndenle una educación de acuerdo a sus capacidades: La tendencia al aislamiento de los superdotados es su principal enemigo, asi que con el fin de desarrollar al máximo su potencial intelectual investiguen sobre programas, escuelas y asociaciones especialmente diseñadas para niños genios. Sin embargo, es también conveniente que su hijo participe en actividades normales donde aprenda a convivir con los demás.

– Descubran las aptitudes e intereses especiales de su hijo y motívenlo: Si ya conocen cuáles son las cosas que le gustan, realicen actividades relacionadas y desde luego que también se adapten a sus posibilidades económicas.

– Proporciónenle un ambiente adecuado: La genética determina en gran medida la inteligencia, pero para que ésta se desarrolle de manera adecuada, se requiere de un ambiente favorable, por lo que los padres de un niño superdotado deben ofrécelerle un ambiente que motive sus intereses y que esté lleno de amor, ternura y comprensión.

– Comunicación: La comunicación entre padres e hijos es vital. Normalmente estos niños se enfrentan a muchas dudas, temores y frustraciones. Escúchenlo y oriéntenlo.

– Disciplina: Recuerden que aunque sea un genio, está bajo su tutela. No teman disciplinarlo en amor y con sabiduría.

– El fracaso y la frustración: Las metas de un superdotado tienden a ser excesivamente ambiciosas por esa mayor capacidad de visión, pero muy a menudo los recursos propios, el entorno, la sobrevaloración de las propias capacidades y/o la falta de perseverancia por aburrimiento, no le permiten alcanzarlas. Por lo tanto hay que enseñarle a su hijo a superar esos sentimientos y seguir adelante.

Tener un alto CI no es garantía de éxito en la vida, únicamente es una gran herramienta para aprender, en principio en la escuela, pero también para aprender a relacionarse con los demás, a buscar y desarrollar los mejores comportamientos, los mejores hábitos personales, para llegar a tener una vida plena y feliz en sociedad.

Fuente: peques.com.mx

Posteado por: MagiBlack | octubre 11, 2008

Los Trastornos del Aprendizaje

¿Qué es un trastorno del aprendizaje?

Un trastorno del aprendizaje se define como una dificultad en un área académica (lectura, matemáticas o expresión escrita). La capacidad del niño de progresar en el área académica específica está por debajo de lo que se espera para un niño de su edad, nivel educativo y nivel de inteligencia. La dificultad experimentada por el niño es lo suficientemente grave para interferir con el progreso académico o las actividades normales apropiadas de su edad en la vida cotidiana. Los trastornos del aprendizaje algunas veces se denominan discapacidades del aprendizaje, o discapacidad específica para el aprendizaje. La mayoría de los niños que tienen trastornos del aprendizaje tienen una inteligencia normal. Los tipos de trastornos del aprendizaje incluyen los siguientes:

  • Trastornos de lectura (algunas veces llamado dislexia).
  • Trastorno para las matemáticas.
  • Trastorno de expresión escrita.

¿Qué causa los trastornos del aprendizaje?

Se cree que los trastornos del aprendizaje se producen a causa de una anomalía en el sistema nervioso, ya sea en la estructura del cerebro o en el funcionamiento de las sustancias químicas del cerebro. La diferencia en el sistema nervioso provoca que el niño que tiene un trastorno del aprendizaje reciba, procese o comunique la información de una forma diferente.

¿A quiénes afectan los trastornos del aprendizaje?

Del diez al 30 por ciento de los niños tienen trastornos del aprendizaje. Se calcula que los trastornos para las matemáticas afectan al 1 por ciento de los niños en edad escolar. Los trastornos de lectura son más comunes en hijos de padres que experimentaron un trastorno del aprendizaje. Hay más probabilidades de que se les diagnostique un trastorno de lectura a los niños que a las niñas.

La predisposición genética, los problemas durante el embarazo, el nacimiento o la infancia temprana, así como otras condiciones médicas pueden estar asociados con la causa de los trastornos del aprendizaje.

¿Cuáles son los síntomas de los trastornos del aprendizaje?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de los trastornos del aprendizaje. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir: 

  • Trastorno de lectura
    Existe un trastorno de lectura cuando un niño lee por debajo del nivel esperado dada su edad, grado escolar e inteligencia. Los niños que tienen un trastorno de lectura leen despacio y tienen dificultades para entender lo que leen. Pueden tener dificultades para reconocer las palabras y confunden palabras que parecen similares. El trastorno de lectura se llama algunas veces dislexia. 
  • Trastorno para las matemáticas
    Existe un trastorno para las matemáticas cuando un niño tiene problemas con las habilidades relacionadas con los números, como contar, copiar los números correctamente, sumar y llevar números, aprender las tablas de multiplicar, reconocer los signos matemáticos y comprender las operaciones matemáticas.
  • Trastorno de expresión escrita
    Existe un trastorno de expresión escrita cuando un niño tiene dificultades con las habilidades de escritura, como la comprensión de la gramática y la puntuación, ortografía, organización de párrafos, o para componer información escrita. A menudo estos niños no tienen buenas habilidades para escribir a mano.

¿Cómo se diagnostican los trastornos del aprendizaje?

Las señales de los trastornos del aprendizaje pueden ser identificadas por los padres o profesores cuando el niño tiene continuamente dificultades con todas o cualquiera de las siguientes actividades:

  • Lectura, ortografía, escritura o para completar problemas matemáticos.
  • Comprender o seguir instrucciones.
  • Distinguir la derecha de la izquierda.
  • Invertir las letras o números (confunde la “b” y la “d” o el 12 y el 21).

La evaluación exhaustiva por profesionales de la salud mental y de educación incluye exámenes psicológicos y educativos, así como hablar con el niño y con los padres. La evaluación exhaustiva identifica si el niño tiene o no tiene un trastorno del aprendizaje así como los puntos fuertes y débiles del aprendizaje. Los resultados de la evaluación se utilizan para determinar las necesidades educativas, identificar la mejor escuela, determinar la posible necesidad de medicamentos para ayudar con la distracción o hiperactividad, y determinar los posibles beneficios de cualquier terapia adicional como la logopedia o la psicoterapia familiar para aumentar al máximo el potencial de aprendizaje y la calidad de vida del niño.

Tratamiento de los trastornos del aprendizaje:

El tratamiento específico de los trastornos del aprendizaje será determinado por el esfuerzo coordinado del médico de su hijo y los profesionales de la salud mental y de la educación basándose en lo siguiente:

  • La edad de su hijo, su estado general de salud y su historia médica.
  • Qué tan avanzado está el trastorno.
  • El tipo de trastorno.
  • La tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, o terapias.
  • Sus expectativas para la trayectoria del desorden.
  • Su opinión o preferencia.

Los trastornos del aprendizaje son tratables. Un esfuerzo coordinado entre los padres, los profesores y los profesionales de la salud mental proporciona las bases para estrategias individualizadas de tratamiento que pueden incluir una terapia de remedio individual o de grupo y clases o recursos especiales. 

Prevención de los trastornos del aprendizaje:

No se conocen en este momento medidas preventivas para reducir la incidencia de los trastornos del aprendizaje. Sin embargo, la detección e intervención tempranas pueden reducir la gravedad de las dificultades académicas y mejorar la calidad de vida experimentada por los niños que tienen trastornos del aprendizaje.

Posteado por: MagiBlack | septiembre 30, 2008

Problemas de Aprendizaje

Los problemas de aprendizaje son mucho más comunes de lo que se piensa habitualmente. Mas allá de los diferentes enfoques, se parte de que algo no anda según lo esperado, por lo cual se llega a una consulta. El fenómeno educativo entonces puede ser leído desde diferentes discursos (psicología, pedagogía, sociología, antropología, historia, etc.) Y desde donde se piense la problemática determinará el tipo de abordaje. Que un niño o un adulto presenten dificultades en el aprender puede llevar a rápidas y erráticas soluciones, tales como “expulsar” de una u otra manera, a todos aquellos que marcan las fisuras de un sistema dado. Por ejemplo separando de los sistemas educativos formales a aquellas personas etiquetadas como problemáticas, con un comportamiento diferente del esperado o con una toma de conocimientos inferior, superior, o desigual a la media estadística.

Otra solución errática pero ampliamente difundida, es cuando se suelen buscar los mejores elementos pedagógicos para estudiar, suponiendo que la sola presencia de una persona frente al material de estudio “adecuado”, o el docente “correcto”, la constancia o la repetición, bastarán por si solas para llevar adelante un proceso educativo. De esta manera se suele perder de vista que frente a los pedidos de recetas milagrosas, de técnicas para aprender mejor, o de las mejores pedagogías para optimizar la captación educativa, se esconde la demanda de resolución del malestar que un sujeto produce.

De esta manera se tiende a simplificar el tema poniendo la “culpa” de las dificultades educativas en un lugar no comprometido, alejado así cualquier déficit ya sea individual (en los genes, la herencia o la naturaleza) o pedagógico (educadores, métodos de enseñanza).

Es común entonces enmarcar un conflicto como cognitivo, es decir en la búsqueda de las maneras más facilitadoras para aprender. El enfoque cognitivo intenta determinar sin dudas cual es la problemática, por ejemplo las matemáticas o la ortografía. Pero no se trata de encontrar la falla. Si el problema se centra en un niño o en la metodología, se obtura así la posibilidad de preguntarse por los modos de aparición de los problemas educativos. Por ejemplo ¿porqué se comete reiteradamente un mismo error? ¿Por qué aparecen conflictos frente a determinados hechos? ¿Qué dice un niño de su no aprender? ¿Qué dice un padre o un docente del no aprender del niño?.

Fuente: clinicapsi.com

 

 

 

 

Pedagogía Integral

Atención a problemas de aprendizaje:

· Lectura (Dislexia)

· Escritura (Disgrafía)

· Cálculo (Discalculia)

Objetivo:

· Valoración

· Diagnóstico

· Tratamiento

Técnicas de Apoyo:

· Club de tareas

· Dinámicas Grupales

· Escuela para Padres

· Uso de material didáctico

Lenguaje y Comunicación

· Problemas de Lenguaje

· Hipoacusias

· Sordera

Mas informes:

PEDAGOGÍA INTEGRAL

Lic Fabiola Salinas Varona

E mail: rainbownbran@hotmail.com

Horario: Martes y Viernes de 6:00 a 7:00 pm

en las instalaciones de CAPTE (Centro de Apoyo Psicopedagogico Texcoco) en UVM campus Texcoco

Posteado por: MagiBlack | septiembre 20, 2008

Atencion pedagogica integral

POR QUE LOS NIÑOS VIENEN SIN MANUAL DE INSTRUCCIONES

La licencietura de Pedagogia Diferencial en Necesidades Multiples, en colaboracion con el Centro Psicopedagogico Texcoco (CAPTE), te invitan a:

  • Fortalecer el desarrollo y la formacion academica de tus hijos
  • Enterarte de los diferentes problemas de aprendizaje, lenguaje y de conducta.
  • Conocer su programa psicopedagogico de apoyo al niño

APOYA A TU HIJO PARA QUE AFRONTE CON EXITO EL MAÑANA

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.